lunes, 19 de febrero de 2018

Una explicación a la toxicidad de algunas comunidades de juegos en línea gratuitos

Por    

Los videojuegos en línea ven su nacimiento durante la década del 2000, gracias a la democratización del internet y a la inclusión de una conexión de red en las consolas. Las redes de servidores que mantienen a todos los usuarios conectados se dividieron en 2 grupos importantes: los de pago y los gratuitos.


Los juegos en línea gratuitos, especialmente aquellos como League Of Legends y DOTA, hacen dinero mediante la venta de aspectos y la financiación de torneos competitivos profesionales, mientras que los de pago por membresía, cobran un porcentaje periódico (mensual, trimestral o anual) con el que financian el servicio.

¿Quieres vivir una aventura en un mundo feudal?
Life is Feudal INT

¿Cómo influye esto en las comunidades? Lo hace separándolos en el estrato de los que pueden pagar y los que no. El tema de los estratos financieros sociales es delicado de tocar, pues puede hacer entender que las comunidades están influenciadas por el dinero.

Esto no es del todo cierto, pero si es cierto que las comunidades alrededor de juegos gratuitos, suelen incluir mala educación e irrespeto y en casos menos comunes xenofobia. Desde un punto de vista científico, existe una organización demográfica dependiente de la condición económica de las familias.


Las de menor poder adquisitivo, tienen que trabajar más para conseguir el sustento, y tienden a descuidar la educación de sus hijos; mientras que los de mayor poder adquisitivo, tienen el sustento más seguro y pueden dedicarse a educar adecuadamente a sus hijos, quienes, a su vez, por posibilidad económica, pueden pagar una membresía en un juego en línea de pago.

Formula Fusion

El resultado es una comunidad más hostil en los juegos gratuitos, que tienden a perjudicar a quienes ingresan a jugar por primera vez; la falta de reafirmación de la identidad y de la seguridad en sí mismos, puede generar jugadores que humillan a otros por no actuar en función de un juicio personal.
La falta de tomar responsabilidad sobre sus actos dentro del juego, el actuar por sí mismo sin considerar las consecuencias e inclusive la toma de decisiones sin pensar que las consecuencias también perjudica a los integrantes de su equipo y el hacer responsables a otros de sus malos actos, es símbolo clásico de la toxicidad.

Los jugadores online y su gestión

Ahora bien, esto no quiere decir que estos juegos exclusivamente admitan personas toxicas, sino que son más amplias en este sentido. Un ejemplo de esto son League of Legends y Dota (ejemplos citados anteriormente) que cuentan con un mecanismo de clasificatoria que terminan por premiar la disciplina y el trabajo en equipo.

Un hecho lamentable es que los jugadores con potencial disciplinario tienen que superar a la comunidad tóxica antes de tener una verdadera oportunidad competitiva, aunque esto solo supone una verdadera oportunidad de superación, que permite aprender a ver soluciones en entornos hostiles de trabajo en equipo.

¿SERAS CAPAZ DE SOBREVIVIR?
Wildterra INT

0 comentarios